Envío gratis a partir de 60€* (24-48h*) REBAJAS en productos seleccionados

Confusión tetina pezón

Una de las primeras recomendaciones para establecer una buena lactancia materna es la de no introducir el uso de tetinas, ya sean chupetes o biberones, al menos durante el primer mes de vida del bebé. Incluso a veces, se llega a desaconsejar su uso durante las 6 primeras semanas, casi el mes y medio…

El problema principal es que para una buena lactancia debe de haber un buen agarre, y para ello la apertura de la boca del bebé es muy importante, antes de engancharse debe abrir la boca casi como si fuese un bostezo, si ahí conseguimos introducir el pecho en la boca del bebé el agarre será óptimo, ni dolor, ni grietas…y habrá una buena transferencia de leche.

Pero con las tetinas los bebés posicionan la boca de otra manera, y ya no solo la lengua, que también, sino la apertura en su totalidad. Es como una boquita de piñón, más cerradita, labios más apretados. Tras esa postura querer acomodarlos en la del pecho al mamar suele ser complicado, no les gusta. Por no decir que la cantidad de leche que reciben en un biberón es mayor y en menos tiempo, así que ponerlos luego a trabajar en el pecho teniendo que abrir más la boca, extrayendo la leche con más trabajo y con un flujo menor es normal que no sea de su agrado, así que suelen llorar, resistirse a mamar e incluso dar manotazos a la teta, todo un conflicto.

¿Cómo podemos solucionarlo? 

Pues no es fácil, pero como todo, es cuestión de empeño y paciencia. Lo primero es eliminar lo que esté causando el problema, si se le está dando el biberón se le debe retirar. La leche que se le haya dado ahí se la dará en otro método de suplementación que interfiera menos; vaso, taza, jeringa-dedo… pero evidentemente se le mantendrá, es decir, si por algún motivo se le estaba dando leche artificial o materna de manera diferida al principio le mantendremos las mismas cantidades pero procurando dárselas sin tetinas de por medio.

Lo siguiente para que poco a poco vuelva  a mamar del pecho sería seducirle, si… seducirle jajaja. Esto quiere decir que procuremos tener los pechos a su alcance, no forzándolo a que se enganche, debe ser el bebé el que de motu propio quiera iniciar el enganche, pero tú debes estar siempre dispuesta y cerca. A veces ayuda mucho bañarse con ellos o hacer colecho con la menor ropa posible, ya que por la noche, medio somnolientos suelen ser menos reticentes.

Por el día, si conseguimos ponerlo al pecho unos segundos, podemos hacer compresiones mamarias para que el flujo de leche sea parecido al del biberón, es decir, no le cueste tanto trabajo, esto significa que cuando notemos que el bebé consigue leche y está succionando debemos apretar el pecho en la base, con la mano en forma de C, una vez el bebé pare nosotras también, pero así le facilitaremos más leche y se sentirá con más ganas de continuar la toma.

Resultado de imagen de relactadorOtra opción es el uso del relactador, puede ser comprado o casero, hay quien con el vaso de un biberón y una sonda se ha arreglado perfectamente.
Este sistema se basa en que el bebé recibe la leche del depósito mientras mama del pecho, si tú produces suficiente leche como para que la que pongas en el depósito no sea necesaria lo que puedes hacer es pinzar de vez en cuando la sonda para que no se acostumbre, pero que de alguna manera sea un refuerzo en el inicio de la toma y así consigamos que poco a poco vaya teniendo más afición por el pecho de nuevo.

Aunque como ves hay varias estrategias lo cierto es que volver al pecho suele ser difícil. yo personalmente lo conseguí, pero prefiero no decir lo que tardé, porque quizás no sería muy motivador, pero en mi defensa diré que no tuve ayuda, todavía no era asesora de lactancia y no tenía ni idea de los recursos que os comento,  pero se puede, y si una mamá está decidida puede hacerlo. A veces es cuestión de semanas si, cada bebé tiene unos tiempos para conseguir lo que queramos, pero lo importante es el resultado final, y si estás leyendo esto no estás sola  😃

Recibe todas las novedades en lactancia y porteo

Y un 5% de descuento en tu primera compra

* Excepto en porteo y Elvie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Recibe todas las novedades en lactancia y porteo

Y un 5% de descuento en tu primera compra +eBook con 20 Mitos de Lactancia Materna

* Execpto en porteo y Elvie