Envío gratis a partir de 60€* (24-48h*) REBAJAS en productos seleccionados

Sexualidad y Lactancia Materna

Cómo puede afectar la lactancia materna a nuestra vida sexual, qué saber para entenderlo

Muchas veces nos han dicho que con la maternidad la vida de pareja cambia, que un bebé requiere mucha atención, que las prioridades empiezan a ser otras y que la pareja se ve afectada. Pero cuando aún no somos madres, cuando estamos embarazadas sentimos que a nosotras no nos va a pasar, que nuestra relación es fuerte, que la cuidaremos, que reservaremos tiempo para ambos y que haremos esfuerzos por mantener la relación igual que siempre, la mayoría de las mujeres lo pensamos así ciegamente. Pero ¿es posible?

Pues bien, en la mayoría de los casos no lo es, pero todo tienen una explicación. La vida en pareja, a la hora de relacionarnos como tal, de hablar, de preocuparse el uno por el otro, de hacerse mimos… esa parte no tienen porqué variar si hasta ahora se ha mantenido fuerte, cada pareja es un mundo, pero si había una buena comunicación, si había una vida en común donde la convivencia era buena, esa parte puede continuar, pero la vida íntima, la vida sexual, es otra parte. Da igual cómo fuese antes, tras la maternidad (no siempre, pero si en la mayoría de casos) hay 2 situaciones que hacen que esta parte no sea igual:

1-Las hormonas de la lactancia materna. Dar el pecho tiene múltiples beneficios, no vamos ahora a nombrarlos porque no nos daría el blog… pero no todo es de color de rosa. La naturaleza no da puntada sin hilo, y como mamíferos que somos nos tiene preparada ciertas estrategias para asegurar que las crías sobrevivan. Quizá suene demasiado salvaje, pero a mi modo de ver es la mejor manera de entenderlo.

Científicamente podría decirte que durante los primeros meses e incluso el primer año, la lactancia hace que aumenten los niveles de prolactina y esto hace que en contraposición disminuyan los niveles de estrógenos, y por tanto baje la lívido. Es una sensación parecida a la menopausia, no hay deseo sexual y además el cuerpo no lubrica los genitales, por tanto es una inapetencia física real.

De manera menos científica y más «naturalista» yo diría que la naturaleza nos elimina el deseo sexual para que nos centremos en nuestra cría, para que sea nuestra prioridad, y sobre todo para que no obtengamos más descendencia mientras nuestra cría sea muy pequeña y requiera toda nuestra energía y atención, vamos, un plan maestro!

2-Otros factores no hormonales pero igual de importantes se ponen en marcha, tales como el no dormir, el amamantar a cada rato, las posibles heridas de un postparto (episiotomía, cesárea…), los cambios corporales, el cansancio, esa nueva vida que es tan difícil de gestionar las primeras semanas y que llega de golpe, y que por más que queramos estar preparadas no hay forma, es simplemente agotadora, ¿quién puede tener el deseo de tener relaciones sexuales? es muy difícil que así sea. Imagínate que empiezas en un trabajo nuevo, el trabajo de tu vida, pero sin días de descanso, con horarios que van y vienen, donde te pueden despertar de noche, te pueden cambiar las rutinas de comida, te exigen trabajar bajo momentos de estrés… por más que sea el trabajo tus sueños no vas a tener ganas de hacer vida más allá de ello.

¿Qué hacer entonces para volver a activar nuestra vida sexual?

Pues hay dos caminos. Todo en esta vida se puede cambiar si así lo deseamos. El que haya una explicación lógica y biológica no implica que no la podamos «manipular». Si tu deseo es retomar las relaciones íntimas con tu pareja hazlo, pero busca el momento, dedícale tiempo, sé consciente de que quizá necesites ayuda a la hora de la lubricación porque tu cuerpo no va a funcionar igual durante un tiempo, usa lubricante si lo ves necesario, y avisa a tu pareja de que debe ir con cuidado, pero con cariño y ternura el deseo se puede conseguir.

Pero si no tienes ganas de intentarlo, si sientes que no es aún el momento de retomar nada, o de hacerlo cada «x» tiempo porque toca díselo. Siempre debemos hablar, comunicarnos, entendernos y desde luego respetarnos. Si sentimos que no queremos pasar ratos sin nuestro bebé, que los momentos que deseamos son los de familia, no los de pareja, entonces dilo. Dile que ahora tu cuerpo no te lo pide, que no deseas tampoco buscarlo y que esta etapa pasará, pero mientras tu te sientas así, quizá prefieres no tener relaciones íntimas, pero si cariño. Díselo y deberá entenderlo.

¿Tiempos en que estarás así? Con la líbido más baja…

No lo sé, las primeras 4-6 semanas no se deberían tener relaciones sexuales para dejar recuperar bien la zona, que cicatrice y que no haya riesgo de infección. Después, ya se podrían retomar las relaciones cuando cada mujer crea oportuno. Pero el deseo, por las madres que yo trato en las asesorías, o en mi círculo más cercano, el deseo la mayoría de las veces hay que buscarlo incluso pasado el año. Influye el tiempo que estés con el bebé, cómo sea ese bebé, las obligaciones que tengas a mayores…todo cuenta. Lo que una madre lactante debe saber, es que no es para siempre que su deseo sexual haya descendido, que no es malo, que tiene una explicación, y que si lo desea, sólo si lo desea, lo puede cambiar.

Recibe todas las novedades en lactancia y porteo

Y un 5% de descuento en tu primera compra

* Excepto en porteo y Elvie

4 comentarios en “Sexualidad y Lactancia Materna”

    1. Baby Lactancia

      Espero poder así normalizar etapas más íntimas pero igual de normales. Gracias por tus palabras. Un beso enorme!

  1. Maravilloso articulo. Simplemente GRACIAS. Gracias por arrojar luz con tanto cariño a un tema del que nadie habla. Gracias por explicarlo tan sencillamente y tan bien. GRACIAS

    1. Baby Lactancia

      Muchísimas gracias! Es muy importante normalizar todas las etapas de la lactancia y de la maternidad, aunque muchas sean más íntimas que otras, todas son normales. Un beso enorme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Recibe todas las novedades en lactancia y porteo

Y un 5% de descuento en tu primera compra +eBook con 20 Mitos de Lactancia Materna

* Execpto en porteo y Elvie