Envío gratis a partir de 69€* (opción 24h)

REBAJAS solo hasta Jueves 29!

Alcohol y lactancia materna

¿Se puede consumir alcohol si estoy amamantando?

La respuesta rápida es NO, pero hay momentos donde una madre puede consumir algo de alcohol si lo desea teniendo en cuenta cómo funciona el alcohol en sangre y cómo evitar que éste llegue a la leche.

¿Cuánto esperar para amamantar si he tomado alcohol?

Esta es la pregunta que debemos hacernos, porque la leche materna se hace del suero de la sangre, por tanto si en la sangre hay alcohol no vale de nada extraer y tirar, la nueva leche que se genera seguirá llevando alcohol! Debemos esperar a que éste se metabolice, es decir, que se oxide y «desaparezca» de la sangre y así la leche no llevará nada da alcohol.

Lo que influye en el tiempo de espera para que esta oxidación del alcohol se dé es el peso de la madre (cuanto menos peso más tiempo se necesitará que pase) y la cantidad ingerida (cuanta más cantidad más tiempo de espera)

Desde e-lactancia nos dan la siguiente pauta: Evitar dar pecho hasta después de dos horas y media por cada 12 -15 g de alcohol consumidos. ¿Estos son lo ejemplos de esa cantidad:

Un tercio (330 ml), de cerveza 5%

Un vaso de 140 ml de vino 11-12%

Una copa de 40 ml de licor de 40%.

El doble de estas cantidades supondría una espera de 5 horas y el triple 7,5 horas, etc. (Han 2022, ABM 2015, Giglia 2006,  tabla de Koren 2002) 

¿Extraer y tirar la leche no sirve de nada?

No, tanto el alcohol que está en la sangre como el que está en la leche almacenada en el pecho desaparecerá tras el tiempo que se necesita para metabolizarse, pero extraer no adelanta nada, la nueva leche que se genera se hará con el alcohol que se tenga en sangre.

Una vez transcurrido el tiempo necesario la leche del pecho también habrá metabolizado su alcohol y podrá amamantarse sin necesidad de extraer y desechar nada.

¿Qué ocurre si tomo alcohol durante la lactancia de forma habitual y no espero?

Puede causar sedación, desmedro, irritabilidad, retraso psicomotor y menor rendimiento cognitivo y académico… el alcohol no es saludable ni en madre ni en bebé y puede tener muchos efectos adversos.

¿Y las bebidas sin alcohol?

Podrían ser una buena alternativa ya que hay estudios que indican que tras beber cerveza 0,0% o sin alcohol (<1%), los niveles de alcohol en la leche materna son ínfimos o indetectables. (Schneider 2013)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio