Envío gratis a partir de 60€*

Prematuros, cuando la lactancia en vital

Hoy quiero hablaros de algo que no se suele saber cuando hablamos de leche materna, ya que generalmente los nacimientos se producen al rededor de la semana 40 y por tanto los bebés nacen a término, así que siempre hablamos de leche materna en su forma habitual; calostro, leche de transición y leche madura, en principio son las 3 etapas por las que pasará una lactancia.
Para ponernos un poco más al día os explico en qué consiste cada una:
CALOSTRO; Es una leche que se empieza a fabricar en el tercer trimestre del embarazo, es más densa, amarilla, y durará entre 2 y 4 días tras el nacimiento del bebé. Esta leche se produce en bajas cantidades (5-20 ml. por toma) pero es oro líquido, Es más rica en proteínas, vitamina liposolubles K, A y E y tiene más hierro, y más potasio que la leche madura que se producirá después, además los componentes inmunológicos están en mayor concentración que en la leche madura, así que esta leche no solo es alimento, es pura medicina para el bebé.

LECHE DE TRANSICIÓN: Esta leche no es tan densa como el calostro y suele parecer una leche más aguada, pero sigue teniendo múltiples beneficios, aunque se va adaptando a la etapa del bebé, se produce entre el 4º y 15º día desde su nacimiento, es la que se fabrica en la conocida «subida de la leche» y su volumen puede alcanzar los 700 ml. por día en el primer mes.
LECHE MADURA: Esta leche será la que empecemos a fabricar a partir del 15º día tras el nacimiento del bebé y constará a su vez de dos partes, por una parte la leche del principio que suele calmar más la sed al bebé y por otra parte la leche del final, más rica en grasas y que es la parte que le saciará el apetito. 
Pero hay un caso en el que se produce un tipo más de leche, y es en el caso de los bebés prematuros, esto es si el parto se produce antes de la semana 37. Entonces nuestro cuerpo, que es tremendamente inteligente no produce calostro, que ya de por sí es la leche con más defensas y más aportes que pueda fabricar, sino que fabricará PRECALOSTRO.
Imaginaos si el calostro tiene beneficios qué no tendrá el precalostro… Todos esos componentes inmunológicamente activos, como la Inmunoglobulina A, lisozima, lactoferrina… están en concentraciones más elevadas aún, ya que nuestro cuerpo sabe que un bebé nacido antes de tiempo va a necesitar más ayuda para salir adelante en una vida extra uterina. 
Cuando hablamos de bebés, de partos, de embarazos… todos sabemos que a veces las cosas pueden salir mal, particularmente no me gusta hablar de esto, prefiero hablar del lado bueno en todo, y olvidarme de que a veces, no todo sale como esperamos, pero así es. En el caso de los bebés prematuros, aunque son bebés con mucha fuerza, hay una enfermedad a la que son propensos y que es muy peligrosa para ellos, la enterocolitis necrotizante, es una enfermedad ifecciosa del intestino que cursa con diarrea e infección y donde cualquier pequeño agente bacteriano puede ocasionar un daño con respuesta inflamatoria muy acentuada. 

Está demostrado que con lactancia materna en prematuros esta enfermedad disminuye considerablemente, ya que los glicanos (glicoproteínas) se colocan entre los patógenas y las células de las bacterias (microbiota) y realizan su función de defensa frente a los patógenos hasta la luz intestinal. Por lo que les cuesta mucho dañar la mucosa, ya que hay dos capas (glicanos y bacterias lácticas) que impiden su acceso a la mucosa intestinal, vamos, que las defensas se vuelven extra fuertes y no dejan atacar a los virus, que es lo que más nos interesa.
Como veis, aquí la lactancia materna no es sólo una opción, realmente es vital para ellos, Son en estos casos, en los bebés prematuros, donde se suelen usar los bancos de leche, tras prescripción médica del neonatólogo o pediatra, pero no todos los hospitales lo tienen, ni aún teniéndolo llegan a ser leches tan beneficiosas como la que producirá la madre en ese momento.
Si crees que tu bebé puede nacer prematuro, y quieres darle tu leche debes saber que si es tan pequeño como para no tener aún reflejo de succión le pueden administrar la leche por sonda, así que aquí lo que tendrás que hacer es extraerte, preferiblemente con sacaleches eléctrico y doble, generalmente este tipo de sacaleches los tienen los hospitales y están al servicio de las mamás, además, al ser de tamaño hospitalario suelen ser más eficientes. Ten en cuenta siempre lavar bien las manos (incluidas las uñas) cuando te extraigas la leche y la manipules.
Si tu bebé tiene capacidad de succión quizás te lo dejen poner al pecho, de ser así, aprovecha a ponerlo en piel con piel, el estar en contacto contigo hará que suba el nivel de oxitocina, tú producirás más leche y él estará más alerta, sus constantes serán mejores, tendrá menos estrés y favorecerás su evolución. 

Recibe todas las novedades en lactancia y porteo

Y un 5% de descuento en tu primera compra

* Excepto en porteo y Elvie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Recibe todas las novedades en lactancia y porteo

Y un 5% de descuento en tu primera compra +eBook con 20 Mitos de Lactancia Materna

* Execpto en porteo y Elvie